Logo Portal de la Selva Negra
Búsqueda
Cierra este cuadro de búsqueda.
La Selva Negra y el coche

El coche y la Selva Negra

75 Agregar a los favoritos Quitar de favoritos

contenido:

Hay mucho por descubrir en la Selva Negra. La famosa ciudad de Schramberg en la Selva Negra, en particular, hace que los corazones de muchos fanáticos de los autos laten más rápido. El mundo del automóvil y la relojería de Schramberg es popular en todas las generaciones y goza de una demanda cada vez mayor.

El hermoso mundo del automóvil

Además de las famosas zonas de esquí de la Selva Negra, tampoco se descuida el arte y la cultura. Una vez fue el reloj de Schramberg el que impulsó la industrialización. Hoy es la industria automotriz la base de muchas empresas de la región. En ambas ramas tener mucho espíritu pionero, Creatividad y energía. En Schramberg nos sumergimos en una época pasada, en la que todavía podemos sentir el viejo zeitgeist. En una exposición única de automóviles y relojes, los recuerdos de los viejos tiempos se despiertan rápidamente. Hoy tenemos coches modernos, pero incluso estos siguen necesitando repuestos que, por cierto, son económicos. Autopartes24.eu puede adquirir. Aunque estas piezas también han cambiado hoy, con un poco de suerte aún podemos conseguir repuestos más antiguos para coches clásicos.

¿Por qué nos fascinan tanto los coches viejos?

Estamos interesados ​​principalmente en cosas antiguas como relojes y otros objetos cotidianos debido a su historia única. El coche no es una excepción. A través de estas cosas logramos sumergirnos en un mundo olvidado hace mucho tiempo. Es nuestro propio pasado el que ahora podemos volver a experimentar de cerca. A menudo solo conocemos los autos viejos de la televisión o de nuestra propia infancia. Pero, ¿cómo era cuando nuestros abuelos o incluso bisabuelos eran jóvenes? ¿Qué aspecto tenían los objetos cotidianos y qué cosas les interesaban? ¿Cómo fueron los vehículos?

Lo que alguna vez fue moderno y de moda todavía tiene un cierto encanto que ofrecer hoy. Hay muchos entusiastas de los autos clásicos que pasan mucho tiempo jugando con vehículos viejos. Nos fascinan las cosas viejas porque ya no son un lugar común. Tenemos la sensación de que tenemos algo especial y, a menudo, las guardamos como pequeños tesoros.

También nos fascinan los relojes

No solo los automóviles, sino también los relojes y otros objetos cotidianos nos fascinan. Los relojes siempre han tenido algo de mágico porque nos dicen la hora. Incluso en la escuela era el reloj que miramos cuando no podíamos esperar a llegar a casa. Más tarde, podríamos echar un vistazo al reloj cuando queramos terminar el día, o no podemos esperar hasta que nuestra cita finalmente esté en la puerta. El tiempo juega el papel más importante en toda nuestra vida. No todos obtenemos infinitamente mucho de ella, incluso si a veces quisiéramos. Todos pensamos cuánto tiempo podemos quedarnos aquí en la tierra. Por eso no es de extrañar que también sean los relojes antiguos los que nos fascinen por su aspecto. En ellos podemos ver que no somos tan diferentes como las generaciones que estuvieron aquí antes que nosotros. Y estamos fascinados por el conocimiento y la artesanía que existieron mucho antes que nosotros.

Imagen de salón philipp auf Pixabay